Cerrar

Los Sistemas de Seguridad Automotriz impulsan el Crecimiento de Ensambles de Sensores Automotrices

27/04/2015
Por Pete Doyon, VP, Gerente de Producto, Schleuniger Inc.

Siendo niño en los años 60, my hermano, hermana y yo nos parábamos en la parte trasera del asiento de papá en su Oldsmobile y nos sujetábamos de la cabecera del asiento. Esa era nuestra idea de la seguridad automotriz de entonces. El Buró de Seguridad Nacional de Carreteras, ahora la Administración de Seguridad  de Trasporte y Carreteras Nacionales (NHTSA) por sus siglas en Inglés, fue creado en 1966 y una de sus primeras iniciativas fue la de exigir la instalación de cinturones de seguridad para todos los autos fabricados en EE.UU. Las bolsas de aire del piloto se hicieron obligatorias en 1992 y para copiloto también obligatorio en 1995. En 2005, la NHTSA exigió que todos los vehículos de pasajeros se equiparan con sensores de presión de aire de los neumáticos para detectar cualquier llanta 25% por debajo de la presión recomendada. En 2011, se exigió Frenos Anti Bloqueo (ABS) y Estabilidad Electrónica Asistida (ESC) en todos los vehículos de pasajeros y camiones ligeros.

Viendo hacia el futuro y ya en discusiones, una de las exigencias más próximas será la Comunicación de Vehículo a Vehículo (V2V). V2V es una tecnología de evasión de impacto  la cual transmite información entre vehículos y ayuda a advertir a los conductores de posibles impactos. Esta tecnología mejorará la seguridad permitiendo a los vehículos comunicarse entre sí e intercambiar información de seguridad, como: posición y velocidad, así como también puede advertir al piloto de situaciones potencialmente peligrosas.

Todos los sistemas de seguridad mencionados arriba requieren de sensores especializados. Estos sensores miden todo, desde temperatura, presión, velocidad y dirección inercial, detección de radar e imagen. Un vehículo común de hoy puede tener hasta 100 sensores. Conforme los vehículos se vuelvan más inteligentes el numero de sensores (para todos los sistemas incluyen control de emisiones, información de entretenimiento, confort del pasajero, etc.) se pueden incrementar a casi 200 sensores por vehículo. Cada uno de estos sensores debe estar conectado a un controlador de alguna manera, usualmente a través de un cable de conexión. La mayoría de los sensores están conectados con cables de 2 ó 3 conductores que cuentan con una terminación troquelada o soldada.

Con la seguridad de los pasajeros en mente, la confiabilidad y calidad duradera de los ensambles de cable son de la mayor importancia. Este tipo de calidad repetitiva sólo se puede lograr con equipo automático de ensamble con monitores de calidad incluidos. Schleuniger se enorgullece de ser un proveedor clave de equipo totalmente automático para el procesamiento de ensambles de cable para el mercado de seguridad automotriz y esperamos un crecimiento continuo en esta área.